Pesca del medregal en las Islas Canarias.

Nos referimos con el nombre de medregales a un grupo de especies pertenecientes a la familia de los carángidos, con características similares.

En las aguas Canarias existen 4 variedades de estos potentes depredadores; medregal común o loquillo (Seriola fasciata), medregal negro o negrita (Seriola rivoliana), medregal rosa (Seriola carpenteri), la cual es menos común, y por ultimo la variedad que puede alcanzar mayor tamaño, medregal limón (Seriola dumerili).

La pesca de estos peces con señuelos se realiza en las islas a la modalidad de jigging, sin embargo, según las características del spot estos peces suelen acercarse a la costa a alimentarse, pudiendo ser tentados a spinning o a rockfishing.

Son peces que ofrecen unas peleas tremendas, teniendo que bombearles hasta poder sacarlas de la piedra porque a la mínima oportunidad que les demos la sabrán aprovechar.

Normalmente para tentarlas empleamos jigs y vinilos montados con jigheads de darting, con recogidas rápidas, aunque eso no quita para que estos fantásticos depredadores no duden en atacar todo tipo de señuelos incluso siendo mas grandes que ellos, llegando a pescar en alguna ocasión dumerilis del tamaño de mi palma con minnows de 17cm.

Si bien siempre apostamos por la practica del captura y suelta, con esta especie lo hacemos con mas necesidad, ya que estos peces pueden contener Gambierdiscus, la microalga que produce la Ciguatera.

Y es que desde que se tuvo constancia en 2004 de la primera intoxicación alimentaria de este tipo en nuestro archipiélago, el Gobierno de Canarias estableció un protocolo mediante el cual queda prohibido el consumo sin la preceptiva prueba diagnostica de entre otras especies, la que nos atañe, según el tamaño de las mismas. La familia Seriola seria a partir de los 14 kilos.

Medregal Jigging en Canarias

Por ello consideramos que con estas especies siempre deberíamos realizar el captura y suelta, ya que, los pequeños debemos dejar que críen y se reproduzcan, y los grandes ejemplares muy probablemente se encuentren afectados de dicha toxina y llevarlos a casa para que luego no puedan ser consumidos, es mejor que sigan nadando en el azul y sigan haciendo las delicias de los pescadores con sus duras batallas.

Sierras a Spinning a pie del veril.

En febrero y marzo hemos dedicado algunas jornadas a spinning, buscando zonas profundas, puntas, espigones de muelles, lugares por donde pudieran pasar algunos pelagicos.

Entre los objetivos de esas jornadas estaban los sierras, unos auténticos torpedos, peces que atacan a toda velocidad y que posteriormente lo dejan todo en la pelea, siendo de lo mas divertidos al otro lado de la linea.

Los señuelos utilizados han sido de los mas variados posibles para poder ajustarnos a la mayor cantidad de situaciones que nos pudieramos encontrar, entre otros, minnows, jigs, paseantes hundidos.

En una de esas jornadas Richard clavo una buena Bicuda a darting con el equipo de light spinning, dándole una preciosa pelea, al pescar desde cierta altura no pudimos levantarla, ya que encima justo delante quedaba una piedra que dificultaba aun mas, al final la Bicuda se desclavo sin que Richard pudiera tocarla.

Sin embargo unos días después, sin darse por vencido (así es el spinning chiharrero, hay que insistir mucho) Richard volvió a otro spot, fue probando toda la caja de señuelos que llevaba ese día, hasta que se decidió por un paseante, efectuó un lance lejano y fue dándole toquitos a la puntera de la caña, al acercarse el señuelo al veril desarrollando su peculiar zigzag, Richard se fija como dos torpedos le van siguiendo y le siguen, hasta que uno se decide por atacarlo, y ahí empieza un buen combate con su equipo light de spinning que como resultado tuvo la preciosa instantánea que vemos a continuación.

Por mi parte una semana después de que Richard sacara su sierra, decido ir a un spot en el que he sacado varios de estos peces, pero por algún motivo mientras iba conduciendo me dirigí a otro distinto, ya puestos y cerca de ese otro lugar decido ir alli. Habria empezado a eso de las 16.00 a lanzar todo tipo de artificiales al azul, jigs, vinilos, minnows, stickbaits, sin notar absolutamente nada, ni una picada. Pasaban las horas y no había respuesta de los depredadores y eso que frente a mi había una gran bola de carnada. Ya iba cayendo la luz y mi mente cambiaba el objetivo a buscar una vicuda, cambio de nuevo de señuelo, lanzo y empiezo a animarlo, llegando el señuelo al veril, veo una sombra salir desde detrás como un misil atacando a mi artificial con mucha violencia, nada mas clavarlo ya conozco la entidad de mi rival, así que lo disfruto y poco a poco le voy ganando la batalla.

Jornadas de eging a pie del Veril.

Jornadas de Eging a pie del veril.

Iván Padilla – Sepia

Estos meses de diciembre y enero he tratado de buscar cefalópodos a eging, en especial me hacia ilusión capturar un calamar aunque no ha sido posible, estoy empezando en esta modalidad y aun me falta concretar algunas variables en cuanto a la distancia que estoy logrando con mis lances o las maneras de animar los egis, ademas la mala fortuna no me ha permitido poder pescar los lugares y días que consideraba que podían ser mejores para tentar estos animales, según lo que me he ido informando. Sin embargo si que he pasado buenas jornadas pescando a eging, una modalidad muy divertida en la cual ningún día me he ido de bolo.


Muchos han sido los chocos (sepias) que he logrado engañar estos dos meses.

La manera en las cuales las he pescado ha sido con pajaritos de 2.5 y 3.0, sobre todo este ultimo tamaño.

Una pesca sencilla en la cual se trataba de lanzar, dejar llegar el egi hasta el fondo y comenzar a animarlo a base de jerks, 2-3 jerks y de nuevo dejarlo caer, y así hasta que sentía como atacaban, normalmente en la caída.


Espero el próximo año tener mas suerte con los calamares y poder dedicarle mas tiempo a estas jornadas de eging.

El compañero Moises también ha logrado estos días engañar un buen choco, cogiéndole el gusto a la modalidad, ahora a por el calamar, y si es uno como el que encontró el compañero Jose Luis ¡mejor que mejor!

Moises con un Choco.

Jose Luis – Calamar

Lubinas en Tenerife con equipos de Light Rockfishing

La Lubina en la isla de Tenerife.

A finales de los años 80 y comienzos de los 90 en la isla de Tenerife se comenzaron a implantar las empresas de acuicultura.  Comenzaron con la cría de la Lubina entre otras especies en nuestro litoral. Desde entonces, y debido a los escapes de estos peces de las jaulas en las que se encuentran, es posible pescar lubinas en toda la costa tinerfeña, encontrándose ya en ciertas zonas ejemplares viejos de buen porte.


Donde pescar las Lubinas.

Son peces que se pueden encontrar en muchos escenarios, cuando hay algún escape se encuentran en aguas someras, playas y puertos. Pero una vez que adquieren cierta adaptación al medio recobran su instinto sabio, astuto y de fortaleza.

Según crece la Lubina se adapta a otros tipos de escenarios, buscando espumeros, pozas, zonas salvajes de la isla y también zonas de cierta profundidad, donde será mas complicadas de localizar y engañar.

Nosotros las solemos pescar en aguas poco profundas, con los equipos de Light Rockfishing, de esta manera nos ofrecen una lucha divertida, sobre todo cuando empiezan a adquirir algún kilo.


El equipo para pescar Lubinas.

Aunque se pueden pescar con cualquier técnica, y seguramente sean mucho mas efectivas, nosotros preferimos pescarlas a superficie. Es el punto fuerte de la pesca de estos peces, disfrutar del ataque a «Top Water». Porque una vez engañada la brega suele ser sencilla, sin ofrecer apenas resistencia.

Las Lubinas que se acaban de escapar de las jaulas atacaran sin dudar cualquier señuelo que les presentemos, sin embargo, a medida que pasa el tiempo y van creciendo esta se van haciendo cada vez mas complicadas, llegando al punto de que les lancemos de todo lo que llevemos encima y no hagan ni amago de atacar nuestros señuelos. Ahí es cuando hay que hilar fino y solo la experiencia te hará sacar ese haz de la manga que te de esa captura.


Es coherente devolver las Lubinas al agua.

Mucha gente se lleva estos peces, alegando, entre otras razones, que estas lubinas matan a todos los peces de la zona, no les quitamos la razón. Pero nosotros como pescadores deportivos promovemos el captura y suelta también con esta especie, ya que si bien se alimenta de otros peces al tratarse de un depredador mas, probablemente sirva de alimento a otras especies como la Anjova, Bicuda… También suponemos que los responsables de introducirlas en nuestros medio, habrán echo estudios, sabiendo que tarde o temprano acabarían escapándose y conviviendo con nuestras especies autóctonas. 


Como siempre ¡hacer hincapié en lo importante que es a día de hoy practicar el captura y suelta con cualquier especie! Visto lo visto cada día hay menos peces, y con la realidad actual, creo que es lo mas coherente.

Nosotros queremos seguir disfrutando de la pesca y también darle la oportunidad a nuestros hijos de vivir nuestras experiencias y buenos momentos a pie del veril. ¿Y ustedes queréis seguir disfrutando de ella?


El equipo de spinning en costas canarias

El spinning es una modalidad de pesca con señuelos que lleva ya bastantes años practicándose en aguas de las Islas Canarias, aun así y a pesar de la cantidad de información que hay en las redes muchos pescadores noveles tienen muchísimas dudas sobre que equipo comprar o adquieren equipos sobredimensionados para las piezas que con mayor frecuencia sucumben a los engaños, por ello realizamos este pequeño resumen.

Cabe destacar que el equipo de spinning se elegirá según; la naturaleza del pesquero, los peces que vayamos a tentar, los señuelos que queramos utilizar, entre otros posibles factores, lo cual supone que podríamos dividir los equipos de spinning en ligero y pesado.

Para el spinning ligero, se suelen utilizar cañas cortas de hasta un máximo de 2,70m, que nos permita lanzar señuelos de hasta unos 30-40gr maximo. Las acompañaremos de carretes de tamaño 2500 (tamaño Shimano) con un ratio de recogida rapido, cargados con hilo trenzado desde 0,10 hasta 0,16mm mas o menos, acompañándolo de un bajo de fluorocarbono de entre 0,25 a 0,35mm. Este equipo nos permitiría tentar sierras, vicudas, pejereyes, ademas en zonas sin muchas piedras que sobresalgan, medregales y jureles canarios, entre otras muchas especies.

Como vemos con un equipo de spinning ligero podemos sacar prácticamente todas las especies que habitan nuestras aguas, sin embargo, cuando queremos tentar esas mismas especies, pero entradas en kilos o en pesqueros con condiciones difíciles, ya sea por muchas piedras o el spot demasiado alto, o si queremos tentar los famosos dorados que pueden llegar a los 20k en nuestras costas, tendremos que elegir equipos mas potentes.

Podríamos componer este equipo mas potente de una caña desde un mínimo de 2,70m hasta los 3m, también existen cañas de 3,30m pero mi percepción sobre ellas es que serian demasiado incomodas para largas jornadas lanzando señuelos pesados. El carrete buscaríamos un tamaño 4000-5000 (tamaño Shimano), de la misma manera que en el spinning ligero con ratios de recogida rapidos, cargándolos con lineas trenzadas de entre 0,18mm a 0,20mm, y bajos de fluorocarbono de 0,40mm a 0,60mm.

Cabe recordar que cuanto mas ligero pesquemos, mas posibilidades de capturas hay, ya que, entre otras cosas reducimos el diámetro de los bajos lo cual hace que se vea menos en el agua. también es importante recordar que el grosor del hilo es vital a la hora de ganar metros de lance, cuanto mas fino sea mas lejos lanzaremos, lo cual nos permitirá mas agua que explorar con nuestros señuelos en busca de los peces.

Como siempre la importancia de la practica del captura y suelta es máxima para poder seguir disfrutando de lo que más nos gusta. En esta modalidad buscamos peces de porte, lo cual quiere decir que son grandes reproductores que tienen las cualidades necesarias para sobrevivir en el medio y reproducirse con éxito, por lo que es si cabe, mas primordial soltar estos peces.

 

La pesca de cefalópodos, el eging.

La pesca de los cefalópodos, lleva años practicándose en las costas de nuestras islas; con diferentes artes, tanto desde embarcacion como desde costa.

Uno de ellos, se basa en la utilizacion de pajaritas, bien desde barco, bien desde costa, con un plomo en la linea para que los señuelos se hundan, y tentar a los chocos, calamares o pulpos.

Hace un tiempo, desde Japón, ha llegado una revolucion a como se entendia esta pesca. Ahora conocida como eging, se practica con equipos especializados, entre otros, cañas, trenzados, señuelos.

El eging, es la pesca de calamares desde costa, se basa en lanzar nuestras pajaritas, o egis, dejarlos hundir hasta el fondo o a la profundidad que nosotros queramos, para luego irlos animando a base de jerks y pausas, esperando la picada de uno de estos cefalópodos. Sin embargo, con esta tecnica, en nuestras costas podremos coger tambien pulpos y chocos.

Según la especie, hora en la que estemos pescando y actividad de estos animales, habra que buscar mas cerca del fondo o cerca de la superficie, con menos o mas pausa entre jerks…etc. Para ello, existe una amplia gama de marcas, modelos, tamaños, colores de egis, diferentes velocidades de hundimiento, para tentar a los cefalopodos.

Cada vez son mas los aficionados que dedican algunas de sus jornadas a esta pesca, que aunque pueda parecer estatica y aburrida, para nada lo es.

En A pie del Veril no llevamos mucho tiempo practicandola, sin embargo las pocas veces que hemos ido nos ha encantado.

Palometa blanca, el torpedo del light game

En estas fechas empiezan a llegar al litoral canario una de las especies mas divertidas que se pueden tentar con los equipos de light rockfishing, y no es otra que la palometa blanca, unos auténticos torpedos, y ademas muy bonitos con ese cuerpo plateado y las puntas de las aletas negras.

Es un pez de la familia de los carángidos, que le encanta la velocidad, y así es como ataca a sus victimas, pequeños alevines de otras especies, a las cuales sigue sin darles cuartel hasta que logra atraparlas.

Son peces muy voraces que se pueden pescar con pequeños vinilos, jigs, microminnows y como mas divertido es, a superficie, tanto con popper como con pequeños paseantes.

Es una especie que podemos encontrar en diferentes escenarios, desde muelles, playas y zonas con profundidad, siendo estos últimos lugares los mas fáciles para dar con las palometas blancas.

Los equipos a utilizar dependerá del escenario y de la distancia a la cual se encuentren los peces de la costa.

Aunque lo que mas resultado nos ha dado son las cañas de puntera solid, utilizando vinilos con jigheads de 3-4gr y bajos de linea de fluorocarbono muy finos. Llegando en muchos casos a comer estos peces en la misma caída del vinilo.

Sin embargo, como ya hemos dicho son peces muy agresivos que no le hacen ascos a nada.

Una vez los hayamos logrado engañar y tengamos a uno de estos torpedos al otro lado de la linea ya solo queda disfrutar de un combate lleno de carreras buscando alejarse de la costa hacia aguas abiertas.

Recordar como siempre la práctica del captura y suelta con todas las especies, muy importante para poder seguir disfrutando de ellas.

 

La vieja, un pez complicado a Light Rockfishing.

Existe un dicho en nuestro Archipiélago Canario, el cual, hacé referencia a una especie de estas aguas, la vieja, «en abril viene la vieja al veril». Se trata de un tipo de pez loro, que se acerca a las zonas rocosas del litoral canario, en dicha época, para alimentarse de algas pegadas en la roca volcánica de las islas y algún cangrejo con su fuerte pico.

Vieja Light Game Ivan

Es un pez bastante complicado de engañar con señuelos por su alimentación y manera de comer, sin embargo, con los equipos de rockfishing y pequeños vinilos es posible su captura.

Vieja Rockfishing – Moises Rguez Ayut – Señuelo SPARIDAE GUSANO

Lo primero es dar con estos peces, para ello, buscaremos zonas rocosas donde hayan veriles (borde rocoso entre una zona profunda y otra que no lo es).

Una vez encontrada una zona frecuentada por estos maravillosos peces, hay que tener en cuenta, que son peces bastante potentes, los cuales ofrecerán una lucha tremendamente divertida,  buscaran la piedra para protegerse, ademas que con su potente pico nos podrían cortar la linea, por lo que hay que tener bien regulado el freno para tratar de acortar la lucha y tener mas posibilidades.

Vieja Light Game Ivan

Vieja Light Game – vinilo SPARIDAE G-Gusano Rojo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El equipo con el que las pescamos son cañas tubulares, acompañados de carretes tamaño 1000 de Shimano, cargados de trenzado de 6lbs y bajos de linea de 0,20mm.

El peso de las jighead a utilizar variaran según el vinilo que utilicemos y la profundidad que las pesquemos, sin embargo, cabe recordar que el fuerte pico de estos peces puede destrozar los anzuelos si son muy endebles, por lo que hay que buscar unas jigheads que tengan anzuelos de cierta calidad.

En algunas ocasiones, estos peces nos pueden sorprender, atacando señuelos duros como el caso del compañero Jose Luis y esta preciosa vieja.

Recordar como siempre practicar una pesca responsable y practicar el captura y suelta, tan necesario para seguir disfrutando, de especies tan bonitas y emblemáticas de nuestras aguas como la vieja.

Vieja Light Game Jose Luis

Vieja Rockfishing Richard Rguez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


[ABTM id=2853]


vinilos para Light Rockfishing

Tienda de vinilos SPARIDAE para Light Rockfishing

Viaje a Gran Canaria a por los Black Bass

El Black Bass es un pez que me despertaba muchisima curiosidad desde hacia mucho tiempo, sin embargo, en mi isla Tenerife, no se encuentra este pez, que por el contrario si fue introducido en embalses de otras islas de Canarias.

Tuve la suerte de poder planear un viaje de fin de semana con mi novia para desconectar de la rutina diaria, a una de las islas en la cual estos peces están presentes, Gran Canaria, sabia que no podría dedicarles muchas horas para pescarlos pero aun así aproveche y prepare el equipo para tratar de tentarlos, siguiendo los consejos del compañero Jose Luis que es un experto en la pesca de estos peces.

Lleve un equipo que comprendía, una caña tubular que me permite lanzar pesos de 2-10 gramos, un carrete 1000 de Shimano cargado con hilo de 0,06mm y bajos de diferentes grosores, desde un 0,15mm a un 0,26mm, aunque finalmente solo utilice para hacer los bajos una bobina de 0,20mm.

Mi principal objetivo desde un principio era tratar de pescar estos peces a topwater, para ello me decante por los paseantes de los cuales lleve 6 o 7 de diferentes tamaños, colores y formas, y dos pequeños poppers. Ademas lleve algunos minnows floating aunque prácticamente ni los use.

Lleve también un surtido de vinilos y multitud de jigheads y accesorios para otro tipo de montaje de los vinilos, por si no lograba arrancar ninguna picada en superficie.

Después de ver varios videos y fotos de compañeros, estaba impaciente por tentar estos peces, ademas me llamaba mucho la atención el pescar en un embalse, así que nada mas llegar a la isla el primer día a las 10 de la mañana fui a probar suerte en el primer embalse, apenas una hora tenia.

Mientras bajaba hasta el embalse caminando con mi equipo montado y en la grapa un paseante, iba mirando donde me podría poner, recordando los videos que había visto, los documentales y lo que me había comentado Jose Luis, y la verdad que acerté, primer lance y ataque al paseante, aunque no se clavo, seguí probando lance tras lance y probando en otras zonas pero nada, parecía que no tenían ganas de subir. Cambio de estrategia y pongo un vinilo, primer lance y en la misma orilla noto un toque, clavo y ahí esta mi primer black bass.

Sigo lanzando, pero no parece haber ninguno mas, cambio de vinilo y de zona, dos lances después de nuevo pegado con otro pequeño black bass. Le dejo la caña a mi novia para que haga unos lances, hizo un lance hacia un cortado de piedra, lo deja hundir y al tocar fondo, empieza a recoger, cuando el vinilo ya llegaba a nuestros pies, desde el fondo oscuro aparece un black bass de un buen tamaño, que vemos de manera perfecta como se traga el vinilo de 3″ entero, mi novia clava y trata de recoger mientras el pez empieza a saltar, pero después de un par de acrobacias el black bass se suelta y vuelve al fondo, habiendole ganado la partida. Después de esto seguimos lanzando pero no hubo mas actividad.

El segundo día, nos despertamos temprano en busca de otra presa, al llegar, lo primero que me llama la atención es el lugar, en medio de un barranco, todo verde, con multitud de palmeras y en medio una gran masa de agua, totalmente en calma que solo me hace pensar en poner un paseante en la grapa e imaginarme el tremendo ataque que sufriría. Y así hago, empiezo los lances de nuevo a superficie, pero los peces no hacen acto de presencia, decido cambiar a un vinilo, y a los 2-3 lances de nuevo orillado un pequeño black bass ataca con fuerza el señuelo.

Me encontré con otro pescador que los estaba tentando, me empieza a explicar como los pesca muy amablemente, incluso me da algunos de sus vinilos, y mientras hablamos e intercambiamos impresiones, puedo ver como saca 3 black bass de buen tamaño.

Decido utilizar su técnica, lanzo detrás de un tronco, y voy animando mi vinilo, cuando noto un buen trancón, clavo, y con la misma el pez salta, con tan mala suerte que se desclava, sin darme tiempo a nada, el segundo buen pez del viaje se va sin poderlo tener en las manos, dejandome esta vez a mi con cara de tonto, pero ya estaba informado de que estos peces con sus saltos son capaces de soltarse facilmente.

Seguí lanzando durante una hora mas aproximadamente, pero solo logre engañar otro pequeño black bass.

Ese mismo día por la tarde, vamos a otra presa, media horita tenia después de comer para intentar pillar alguno de estos peces, nada mas llegar veo dos black bass, uno orillado y otro algo mas alejado, decido montar un paseante y lanzar por detrás del que se encontraba mas alejado y nada mas empezar a animarlo, veo perfectamente como va detrás del señuelo, zigzag zigzag… y ataque brutal en superficie, nada mas sentirlo clavado ya estaba yo rezando porque no se soltara, hasta que después de algunos saltos lo pude traer hasta la orilla para cogerlo. Sin duda el pez del viaje, por haberlo pescado a pez visto y a superficie, una grandiosa experiencia.

Al siguiente día, y último, fui de turismo por la zona alta de la isla, Roque Nublo, Tejeda, Garañon, Tunte, entre otros lugares que vi. Mi novia, que me conoce bastante bien, sabia que no había tenido suficiente, asi que para finalizar el viaje, me dijo de volver a la presa del día anterior por la tarde, y para allí que fui corriendo, no fuera a ser que se lo pensara dos veces, ademas que tenia poco tiempo porque había que volver para coger el barco. Esta vez no hubo suerte con el paseante, así que probé con vinilos, pero tampoco quisieron darme una ultima alegría.

Ya pensando que no sacaría mas black bass en esta ocasión, decido poner un minnow, y hacer 3 ultimos lances, y no hizo falta ni llegar al segundo porque en el primero ya estaba peleando el que seria el ultimo black bass del viaje.

Sin lugar a dudas, mientras escribo estas lineas y pienso en la pesca  de estos peces, me entran unas ganas locas de volver a repetir este viaje e ir a embalses que por tiempo no pude, pero sin duda volveré porque es un pez que me ha encantado, por eso espero que sigan prosperando en las presas y embalses de Gran Canaria, y que la gente los respete y practique el captura y suelta.

Mientras tanto, dejo por aquí este pequeño video para el recuerdo de esta experiencia.

[ABTM id=2853]

Ajing, la nueva moda

El ajing, es una modalidad de pesca importada desde Japón, la cual cuenta con cada vez mas adeptos entre los aficionados de las Islas Canarias a la pesca con equipos ligeros. Se trata de una modalidad especifica para la captura de los ajis, es decir, nuestros chicharros.

Se trata de una pesca muy divertida, que practicamos principalmente desde el invierno hasta llegado el verano, que es cuando estos pequeños peces se acercan a nuestras costas durante la noche.

Los equipos que utilizaremos serán cañas solid tip muy sensibles, ya que sino, nos sera muy difícil lograr clavar bien a estos peces, pues su picada es muy sensible, produciendose muchas veces a la caida, dichas cañas las acompañaremos con carretes tamaño 1000, cargados con hilos de 3 lbs (existen en el mercado lineas específicas para esta pesca) y bajos de 0,15-0,12 mm.

Estos peces se alimentan mediante succión por lo que los señuelos a utilizar predominantemente son los vinilos con jigheads de poco peso, normalmente utilizamos de hasta 1,5 gramos máximo, facilitándoles dicha acción. Sin embargo, esto no quiere decir que no nos puedan entrar a pequeños jigs, microminnows o incluso pequeños paseantes.

Hay que tener en cuenta que estos peces tienen la membrana de la boca muy fina y débil, por lo tanto, muy fácil de desgarrarse, así que deberemos pescarlos con el freno del carrete abierto y trabajarlos con calma.

Como siempre recordar practicar el captura y suelta importante con todas las especies, ya que todas son necesarias en el medio marino para que el mismo tenga buena salud, de esa manera podremos disfrutar de mejores jornadas de pesca.


[ABTM id=2853]