El Dorado, objetivo cumplido!

En estas primeras semanas otoñales como la mayoría de años siguiendo las corrientes oceánicas, hacen acto de presencia por las costas de las Islas Canarias unos espectaculares peces.

Los Dorados, Llampugas, Mahi Mahi “Coryphaena hippurus” Al que le hemos dedicado el logotipo de nuestra pagina Web.

Año tras año los pescadores deportivos esperan con ansias este momento.
Desde embarcación utilizando la técnica de Currican o Spinning y desde costa a spinning mucho mas espectacular si cabe, es sueño de todo pescador insular.

Este año he podido volver a disfrutarte, de verte y de sentirte tras la linea!!

Ayer nos dispusimos a embarcarnos en el Cazón Uno, el compañero Gerson, Ivan Padilla y yo Richard Rguez.
Desde muy temprano y con aviso de que la meteorología iba a cambiar a lo largo de la mañana, decimos zarpar y en unos minutos ya teníamos las lineas en el agua, rumbo a la “zona caliente” donde suelen frecuentar.
Doy el aviso que estamos por la zona y comenzamos a barrer el lugar, buscamos cualquier señal que los delate, peces voladores, agujas, pajareras y siguiendo las marcas del Plotter. Sin mucho insistir Gerson da el aviso que algo le ha tocado y “en menos que canta un gallo” comienza la locura. Su caña se arquea, empieza a salir hilo y acto seguido los saltos que lo delatan. “Dorado”
Mientras lo lucha yo decido recoger mi caña y veo como atacan incluso mi Teaser hasta que mi señuelo también queda prendido, comienza la lucha y al poco tiempo se suelta. Vuelvo a recoger y otra vez pegado.
Tras unos minutos de espectaculares carreras y saltos Yerson ya con el pez en la banda del barco, decido dejarle mi caña a Ivan y yo subir el Dorado al Barco.
Ahí estalla el momento que todos los pescadores soñamos “menuda liada a bordo”. Poder ver y palpar la belleza de estos animales no tiene precio. Nos felicitamos por la captura y la alegría se hace eco en el lugar.

Como habíamos propuesto su liberación antes de salir del puerto, obtuvimos unas instantáneas rápidas y mientras sacábamos las fotografías el sólito volvió a su medio.
Las risas y el buen rollo fue lo mas destacado, me alegro que Ivan y su amigo Gerson hayan podido disfrutar de este momento y decirles que no sera el único, volveremos año tras año.

Finalmente también salio una sierra que andaba por la zona junto a ellos y tras seguir insistiendo por el lugar, la borrasca comenzó a cobrar protagonismo, nos hizo desistir volviendo a puerto con una mar embrabecida.

Como siempre digo las oportunidades hay que aprovecharlas y con un poco de suerte todo saldrá bien. Volveremos a insistir si la mar nos da un respiro. Antes que estos bellos animales continúen sus largas migraciones siguiendo las corrientes oceánicas.

Ver video:

Seguimos A pie del Veril.