Pescar a Ultra Light Rockfishing, Microjigging y pesca Continental; en Islas Canarias.

La pesca Rockfishing en las Islas Canarias.

En ocasiones solemos utilizar nuestros equipos mas ligeros de «light Rockfishing» para practicar el micro jigging, ul rockfishing y pesca ultra ligera continental.


A tener en cuenta; para pescar en Canarias a Rockfishing.

En canarias es muy complicada la pesca desde la costa, hay que saber a donde ir y por donde caminar. Los numerosos acantilados volcanicos que rodean las islas son peligrosos, por lo que en ocasiones no podemos movernos a la ligera por la costa. Esa dificultad ha hecho de reserva natural en algunos lugares y están algo menos dañados por la presencia humana.

Hay que tener la documentación en regla de pesca deportiva del Gobierno de Canarias y para la pesca continental el permiso en regla de los diferentes Cabildos, unidades de medio ambiente según las islas.


Pesca ultra ligera desde embarcación.

Junto a nuestro amigo Yeray Arteaga hemos practicado la pesca ultra ligera desde su embarcación; en veriles, pecios y callados a poca profundidad. Él como conocedor de la zona nos ha llevado a lugares estratégicos donde no nos han faltado las numerosas picadas y posteriores capturas. Ninguno de nosotros se fue de bolo en este día. Capturamos variedad de especies, entre las que destacamos, Pez Trompetas, Estorninos, Caballas, Gallos, Medregales como las Blanquitas y los Loquillosn y algunos peces globos oceánicos, que últimamente son una plaga por las islas Occidentales.


Pesca light Rockfishing desde costa.

La pesca desde costa en Canarias en los últimos años se ha visto mermada. Aun asi con equipos ligeros se pueden pasar buenos momentos a pie del veril.

Comenzamos el atardecer en un espigón con señuelos duros, intentando coger algún pequeño depredador. Pero solo obtuvimos la atención de una pequeña Bicuda que siguió a nuestros engaños. Luego entrada la noche, regresamos con los equipos de Ajing en busca de chicharros, estos no aparecieron pero si una pequeña Catalufa.

Luego tocados por los virus habituales del invierno y ya entrada la noche decidimos regresar al hotel  y recuperar fuerzas.

En esta ocasión obtuvimos muy pocas picadas a light Rockfishing desde costa, bien por la actividad, tiempo limitado…


Pesca continental, con equipos ultra ligeros.

Hay numerosos embalses por todas las islas donde practicar la pesca continental. Se pueden encontrar peces como la Carpa, La Tilapia y el Black Bass, entre otros seguramente.

Nosotros empleamos nuestro corto tiempo en pescar Black Bass con equipos de Light Rockfishing. Buscando sus ataques en superficie, a media agua y por el fondo.

Ivan Padilla Fishing ya había practicado esta pesca pero para mi «Richard Rodríguez Martín» era una nueva experiencia. Lo poco que conocía de estos peces era lo que leía por la red, revistas, documentales y prácticamente los concejos que me daban amigos experimentados y lo que mi compañero Ivan me explicaba según nos movíamos por la presa.

Pescar en un lugar así fue completamente diferente a lo que estaba acostumbrado. No habían olas, ni los ruidos típicos del mar al romper en la costa, como sustituto, estaba el cantar de las aves y el verde que nos rodeaba me causo una gran impresión, plantas acuáticas y algunos arboles que dificultaban los lances. Era una nueva experiencia y no había tiempo que perder.

La primeras sensaciones que tuve fueron que el Black Bass es un pez muy astuto, un buen depredador que acecha a sus presas desde cualquier angulo y ataca en cualquier capa de agua. Pero lo que más me fascino de esta pesca es su dificultad. El Black Bass no se deja engañar fácilmente, por si fuera poco esta muy atento a los movimientos que se producen fuera de la presa, por lo que hay que ser muy sigilosos. No es lo que yo pensaba por eso creo que me ha gustado tanto esta experiencia.

Finalmente tuvimos unos ataques muy guapos a superficie, y otros a medias y profundas aguas. Salieron peces que iban desde los 300g a los 800g. Que con los equipos ligeros nos dieron unas luchas muy divertidas. Tras su captura fueron devueltos a su medio sin apenas ocasionarles daños.

Sin lugar a duda repetiré esta experiencia.

Recordar que para pescar en las presas hay que tener permisos de los Cabildos en las diferentes islas.


Cosas muy importantes y ha tener en cuenta al viajar de pesca.

Lo mas importante cuando se hace un viaje de pesca, es respetar la naturaleza del lugar y dejarlo intacto, es decir como lo hemos encontrado al llegar. Practicar siempre el captura y suelta para que el ecosistema no se vea dañado a nuestro paso por él.
A modo de entendernos; «A una persona que con buena fe te invita a pasar a su casa, no le gustaría que a tu paso por ella se la dejaras destrozada». Pues lo mismo ocurre en este deporte, debes respetar los lugares de pesca que no son tuyos habitualmente y a ser posible dejarlos mejor de lo que están.

La vieja, un pez complicado a Light Rockfishing.

Existe un dicho en nuestro Archipiélago Canario, el cual, hacé referencia a una especie de estas aguas, la vieja, «en abril viene la vieja al veril». Se trata de un tipo de pez loro, que se acerca a las zonas rocosas del litoral canario, en dicha época, para alimentarse de algas pegadas en la roca volcánica de las islas y algún cangrejo con su fuerte pico.

Vieja Light Game Ivan

Es un pez bastante complicado de engañar con señuelos por su alimentación y manera de comer, sin embargo, con los equipos de rockfishing y pequeños vinilos es posible su captura.

Vieja Rockfishing – Moises Rguez Ayut – Señuelo SPARIDAE GUSANO

Lo primero es dar con estos peces, para ello, buscaremos zonas rocosas donde hayan veriles (borde rocoso entre una zona profunda y otra que no lo es).

Una vez encontrada una zona frecuentada por estos maravillosos peces, hay que tener en cuenta, que son peces bastante potentes, los cuales ofrecerán una lucha tremendamente divertida,  buscaran la piedra para protegerse, ademas que con su potente pico nos podrían cortar la linea, por lo que hay que tener bien regulado el freno para tratar de acortar la lucha y tener mas posibilidades.

Vieja Light Game Ivan

Vieja Light Game – vinilo SPARIDAE G-Gusano Rojo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El equipo con el que las pescamos son cañas tubulares, acompañados de carretes tamaño 1000 de Shimano, cargados de trenzado de 6lbs y bajos de linea de 0,20mm.

El peso de las jighead a utilizar variaran según el vinilo que utilicemos y la profundidad que las pesquemos, sin embargo, cabe recordar que el fuerte pico de estos peces puede destrozar los anzuelos si son muy endebles, por lo que hay que buscar unas jigheads que tengan anzuelos de cierta calidad.

En algunas ocasiones, estos peces nos pueden sorprender, atacando señuelos duros como el caso del compañero Jose Luis y esta preciosa vieja.

Recordar como siempre practicar una pesca responsable y practicar el captura y suelta, tan necesario para seguir disfrutando, de especies tan bonitas y emblemáticas de nuestras aguas como la vieja.

Vieja Light Game Jose Luis

Vieja Rockfishing Richard Rguez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


[ABTM id=2853]


vinilos para Light Rockfishing

Tienda de vinilos SPARIDAE para Light Rockfishing

Viaje a Gran Canaria a por los Black Bass

El Black Bass es un pez que me despertaba muchisima curiosidad desde hacia mucho tiempo, sin embargo, en mi isla Tenerife, no se encuentra este pez, que por el contrario si fue introducido en embalses de otras islas de Canarias.

Tuve la suerte de poder planear un viaje de fin de semana con mi novia para desconectar de la rutina diaria, a una de las islas en la cual estos peces están presentes, Gran Canaria, sabia que no podría dedicarles muchas horas para pescarlos pero aun así aproveche y prepare el equipo para tratar de tentarlos, siguiendo los consejos del compañero Jose Luis que es un experto en la pesca de estos peces.

Lleve un equipo que comprendía, una caña tubular que me permite lanzar pesos de 2-10 gramos, un carrete 1000 de Shimano cargado con hilo de 0,06mm y bajos de diferentes grosores, desde un 0,15mm a un 0,26mm, aunque finalmente solo utilice para hacer los bajos una bobina de 0,20mm.

Mi principal objetivo desde un principio era tratar de pescar estos peces a topwater, para ello me decante por los paseantes de los cuales lleve 6 o 7 de diferentes tamaños, colores y formas, y dos pequeños poppers. Ademas lleve algunos minnows floating aunque prácticamente ni los use.

Lleve también un surtido de vinilos y multitud de jigheads y accesorios para otro tipo de montaje de los vinilos, por si no lograba arrancar ninguna picada en superficie.

Después de ver varios videos y fotos de compañeros, estaba impaciente por tentar estos peces, ademas me llamaba mucho la atención el pescar en un embalse, así que nada mas llegar a la isla el primer día a las 10 de la mañana fui a probar suerte en el primer embalse, apenas una hora tenia.

Mientras bajaba hasta el embalse caminando con mi equipo montado y en la grapa un paseante, iba mirando donde me podría poner, recordando los videos que había visto, los documentales y lo que me había comentado Jose Luis, y la verdad que acerté, primer lance y ataque al paseante, aunque no se clavo, seguí probando lance tras lance y probando en otras zonas pero nada, parecía que no tenían ganas de subir. Cambio de estrategia y pongo un vinilo, primer lance y en la misma orilla noto un toque, clavo y ahí esta mi primer black bass.

Sigo lanzando, pero no parece haber ninguno mas, cambio de vinilo y de zona, dos lances después de nuevo pegado con otro pequeño black bass. Le dejo la caña a mi novia para que haga unos lances, hizo un lance hacia un cortado de piedra, lo deja hundir y al tocar fondo, empieza a recoger, cuando el vinilo ya llegaba a nuestros pies, desde el fondo oscuro aparece un black bass de un buen tamaño, que vemos de manera perfecta como se traga el vinilo de 3″ entero, mi novia clava y trata de recoger mientras el pez empieza a saltar, pero después de un par de acrobacias el black bass se suelta y vuelve al fondo, habiendole ganado la partida. Después de esto seguimos lanzando pero no hubo mas actividad.

El segundo día, nos despertamos temprano en busca de otra presa, al llegar, lo primero que me llama la atención es el lugar, en medio de un barranco, todo verde, con multitud de palmeras y en medio una gran masa de agua, totalmente en calma que solo me hace pensar en poner un paseante en la grapa e imaginarme el tremendo ataque que sufriría. Y así hago, empiezo los lances de nuevo a superficie, pero los peces no hacen acto de presencia, decido cambiar a un vinilo, y a los 2-3 lances de nuevo orillado un pequeño black bass ataca con fuerza el señuelo.

Me encontré con otro pescador que los estaba tentando, me empieza a explicar como los pesca muy amablemente, incluso me da algunos de sus vinilos, y mientras hablamos e intercambiamos impresiones, puedo ver como saca 3 black bass de buen tamaño.

Decido utilizar su técnica, lanzo detrás de un tronco, y voy animando mi vinilo, cuando noto un buen trancón, clavo, y con la misma el pez salta, con tan mala suerte que se desclava, sin darme tiempo a nada, el segundo buen pez del viaje se va sin poderlo tener en las manos, dejandome esta vez a mi con cara de tonto, pero ya estaba informado de que estos peces con sus saltos son capaces de soltarse facilmente.

Seguí lanzando durante una hora mas aproximadamente, pero solo logre engañar otro pequeño black bass.

Ese mismo día por la tarde, vamos a otra presa, media horita tenia después de comer para intentar pillar alguno de estos peces, nada mas llegar veo dos black bass, uno orillado y otro algo mas alejado, decido montar un paseante y lanzar por detrás del que se encontraba mas alejado y nada mas empezar a animarlo, veo perfectamente como va detrás del señuelo, zigzag zigzag… y ataque brutal en superficie, nada mas sentirlo clavado ya estaba yo rezando porque no se soltara, hasta que después de algunos saltos lo pude traer hasta la orilla para cogerlo. Sin duda el pez del viaje, por haberlo pescado a pez visto y a superficie, una grandiosa experiencia.

Al siguiente día, y último, fui de turismo por la zona alta de la isla, Roque Nublo, Tejeda, Garañon, Tunte, entre otros lugares que vi. Mi novia, que me conoce bastante bien, sabia que no había tenido suficiente, asi que para finalizar el viaje, me dijo de volver a la presa del día anterior por la tarde, y para allí que fui corriendo, no fuera a ser que se lo pensara dos veces, ademas que tenia poco tiempo porque había que volver para coger el barco. Esta vez no hubo suerte con el paseante, así que probé con vinilos, pero tampoco quisieron darme una ultima alegría.

Ya pensando que no sacaría mas black bass en esta ocasión, decido poner un minnow, y hacer 3 ultimos lances, y no hizo falta ni llegar al segundo porque en el primero ya estaba peleando el que seria el ultimo black bass del viaje.

Sin lugar a dudas, mientras escribo estas lineas y pienso en la pesca  de estos peces, me entran unas ganas locas de volver a repetir este viaje e ir a embalses que por tiempo no pude, pero sin duda volveré porque es un pez que me ha encantado, por eso espero que sigan prosperando en las presas y embalses de Gran Canaria, y que la gente los respete y practique el captura y suelta.

Mientras tanto, dejo por aquí este pequeño video para el recuerdo de esta experiencia.

[ABTM id=2853]