Palometa blanca, el torpedo del light game

En estas fechas empiezan a llegar al litoral canario una de las especies mas divertidas que se pueden tentar con los equipos de light rockfishing, y no es otra que la palometa blanca, unos auténticos torpedos, y ademas muy bonitos con ese cuerpo plateado y las puntas de las aletas negras.

Es un pez de la familia de los carángidos, que le encanta la velocidad, y así es como ataca a sus victimas, pequeños alevines de otras especies, a las cuales sigue sin darles cuartel hasta que logra atraparlas.

Son peces muy voraces que se pueden pescar con pequeños vinilos, jigs, microminnows y como mas divertido es, a superficie, tanto con popper como con pequeños paseantes.

Es una especie que podemos encontrar en diferentes escenarios, desde muelles, playas y zonas con profundidad, siendo estos últimos lugares los mas fáciles para dar con las palometas blancas.

Los equipos a utilizar dependerá del escenario y de la distancia a la cual se encuentren los peces de la costa.

Aunque lo que mas resultado nos ha dado son las cañas de puntera solid, utilizando vinilos con jigheads de 3-4gr y bajos de linea de fluorocarbono muy finos. Llegando en muchos casos a comer estos peces en la misma caída del vinilo.

Sin embargo, como ya hemos dicho son peces muy agresivos que no le hacen ascos a nada.

Una vez los hayamos logrado engañar y tengamos a uno de estos torpedos al otro lado de la linea ya solo queda disfrutar de un combate lleno de carreras buscando alejarse de la costa hacia aguas abiertas.

Recordar como siempre la práctica del captura y suelta con todas las especies, muy importante para poder seguir disfrutando de ellas.